Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Cospedal

Ana Pastor, la evidencia de una TVE parcial y sectaria

Publicado en

Hace unos días estuve hablando con una conocida en la parada del autobús. No sé cómo acabamos hablando de política, algo no muy recomendable salvo que exista cierta confianza.

Estuvimos hablando de Camps y del caso Gürtel, y opinábamos igual: es una vergüenza de principio a fin. Ni Rajoy ni Camps han hecho nada para aclarar el escándalo ni para depurar responsabilidades.

«Y la gente aún les votará, ya verás», me dijo mi interlocutora. No respondí, pero sí pensé que yo mismo puedo acabar votando al PP con tal de que la izquierda no llegue al poder y convierta una sociedad tranquila como es la valenciana en una mierda como la catalana. En cualquier caso el comentario de mi conocida era crítico con el PP pero no lo era igual con el PSOE, siendo que motivos para no votarles hay en demasía. Pero bueno, en definitiva ella solo había protestado porque la gente votase al PP. Enseguida ella saltó al tema «Garzón», «¿Y Garzón, qué?» me espetó. Ahí sí le contesté:

– «es que lo que ha hecho Garzón es infinitamente más grave que el caso Gürtel»

– ¿Más grave?

– Un juez interviniendo las comunicaciones abogado-cliente… Eso destruye el estado de derecho.

– ¿Y el resto de jueces que han hecho lo mismo y no les ha pasado nada?

– Pues si han hecho lo mismo, que les juzguen igual.

– Sí, bueno, pero al final le van a juzgar a él antes que a los del Gürtel

Conocía el argumento, pero no quise contestar porque es tan ridículo que si alguien es capaz de esgrimirlo solo puedo deducir que no tiene muchas luces y contra eso no se puede luchar.

Pero a lo que voy es que quizá es un error reconocer los pecados del PP en el caso Gürtel si tu interlocutor es incapaz de reconocer que hay razones de sobra para condenar a Garzón, en todas las causas en las que está implicado, que son tres. ¿Por qué reconocer errores si los otros no reconocen nada, ni lo más evidente?

Con Ana Pastor sucede lo mismo: el sectarismo, la chulería, la mala educación y la prepotencia de esta señora entrevistando a los políticos del PP está a la vista. Lo puede confirmar cualquiera que dedique unos minutos a buscar en youtube. Buscando un poco más encontraremos un documento creado por el PP que detalla los minutos dedicados en TVE a los escandalos que afectan al PSOE: prueba irrefutable de cómo se silencian en TVE los asuntos incómodos para el gobierno. Y sin embargo la izquierda no reconoce nada: no hay parcialidad, no hay manipulación, no hay partidismo y Ana Pastor [no vale reírse] es una víctima que está siendo hostigada por el PP. La verdugo presentada como víctima. Repite machaconamente la izquierda que en tiempos de Aznar TVE era muy partidista y a la más mínima dicen la palabra mágica que lo demuestra todo: «Urdaci«. Yo no veía TVE entonces ni la veo ahora, pero no creo que Urdaci ejerciese de agente político más que Ana Pastor, porque lo de esta señora es escandaloso y de auténtica vergüenza. Pero la cuestión que me planteo es hasta qué punto un sinpatizante del PP debe actuar como los sociatas, a) negando la manipulación propia y poniendo a parir la de los contrarios o b) diciendo honradamente lo que piensa en ambos casos. Sinceramente uno se siente un poco tonto criticando a Rajoy ante quien no es capaz de criticar el sectarismo interesado de Ana Pastor, las mentiras de Rubalcaba o las escuchas de Garzón.

Ana Pastor vuelve a buscar su minuto de gloria

Publicado en

No supe de la existencia de esta señora hasta que se hizo famosa por «perder» un pañuelo que nunca debió llevar puesto, algo que según esta periodista estrella sucedió sin su conocimiento. Un gran hito para el feminismo por el que pasará sin duda a los anales. Pero como hay gente cortita que no entiende la ironía lo diré más claro: si por ser mujer me tengo que tapar la cabeza para entrevistar a un musulmán, que le entreviste otra. Cuestión de personalidad.

Parece ser que en TVE preguntaron a una dirigente del PP su opinión sobre la manipulación informativa en la televisión pública española. La dirigente del PP contestó que la imparcialidad que cabe esperar de una televisión pública no se ve por ninguna parte. Ana Pastor se erigió entonces en representante de los trabajadores de TVE al afirmar que las quejas del PP molestaban a los trabajadores de la cadena pública.

Cospedal: […] aunque a algunas personas les moleste, sobre todo a los dirigentes de televisión española

Pastor: y a los trabajadores, se lo aseguro

Cospedal: bueno, a unos les molestará y a otros estoy segura que no

Audio: Pastor se enfrenta con Cospedal

Sin duda erigirse, sin serlo, en portavoz de los trabajadores de la televisión pública ya demuestra un elevado grado de sectarismo ideológico y de falta de respeto a la plantilla de TVE. De hecho otros trabajadores y algunos sindicatos del ente público han criticado con dureza la falsedad de lo defendido por Pastor, su sectarismo y su afán de protagonismo.

¿Es que Pastor no puede dar su opinión? Sí, claro que sí. El problema no es que opine en lugar de informar, sino que engañe presentando como algo generalizado lo que no es más que su opinión. Suficiente para que esta señora salga del ente público. Pero además solo existe opinión, no existe la información objetiva que reclama el PP: solo existe la información modulada por la opinión. El periodista que presume de informar o bien miente y pretende engañarnos o es un sectario o es idiota. Simplemente la selección de contenidos en un telediario de TVE ya es una opinión, como deja bien claro un documento que enlazo al final de esta entrada. Y es opinión el tono de voz, y lo es la ordenación de las noticias y lo es la selección de las imágenes  que acompañan a cada noticia y lo es la selección de palabras y lo es el cuidado con el que se contrastan las fuentes. Si un periodista dice que informa con objetividad y otro dice que da opinión, solo es fiable el segundo porque al menos viene de cara.

«¿Existe en RTVE manipulación informativa?, pues claro que existe»

El único punto de partida honrado es admitir que toda información viene sesgada por la opinión. Si alguien de TVE presume de objetividad nos trata de engañar porque eso es imposible (y además el PP ha demostrado con datos fácilmente contrastables que los servicios informativos de TVE no son objetivos).

En su enfrentamiento con Cospedal, Pastor rezuma sectarismo por todos sus poros: asumiendo que el resto de trabajadores de TVE opinan como ella, asumiendo que ella es objetiva cuando hace su trabajo y por último descartando de raíz que su interlocutora tenga razones fundadas para quejarse de los servicios informativos de TVE. Debe ser la única que no se da cuenta de porqué una persona como ella, que viene de trabajar en la SER, cuya hermana es jefa de prensa de un dirigente socialista (Barreda, rival directo de Cospedal en Castilla La Mancha) y cuyo marido es director de La Sexta, fue contratada en 2006 por TVE, que tiene más de 1500 periodistas en plantilla y que podrían realizar perfectamente su labor. A lo mejor es que nadie más quería ponerse el pañuelo.

Y si alguien quiere decir «y tú más», estoy de acuerdo: todas las televisiones públicas manipulan la información.

USO califica a Ana Pastor de «agente político»

«Una vez más lo ha conseguido: Ana Pastor vuelve a ser noticia»

Documento: tratamiento de los casos de corrupción que afectan al PSOE en TVE