Canal RSS

Archivo de la etiqueta: consumismo

¿Dónde está Barbie?

Publicado en

He estado hojeando la información que da la editorial Octaedro en su web sobre su manual Educación para la Ciudadanía y los derechos humanos.

“Pensamos que, problemas tan presentes y acuciantes como el enfrentamiento Norte/Sur, el consumo, el sexismo, el racismo, el enfrentamiento generacional, la prevención de accidentes o la violencia no pueden ser planteados sin obtener previamente una visión histórica del desarrollo del problema. Ello nos podrá ayudar a entender e incentivar a participar en los proyectos ético-cívicos o valores añadidos que están vigentes hoy: ecologismo, derechos humanos, pacifismo, educación e igualdad sexual, derechos de los consumidores, tolerancia o igualdad social… Estos son los tres principales ámbitos en los que se mueve el presente proyecto, junto a un capítulo de consejos prácticos relativos a la salud y las emociones, especialmente pensado para incidir en las actitudes en estos ámbitos.
El nombre de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos subraya el carácter práctico del saber moral. Hemos querido constatar nuestro interés por el cambio de actitudes. Los elementos teóricos siempre se presentan así ligados a la realidad: la existencia de los problemas o la efectividad de los proyectos colectivos y los consejos. Tal argumento nos sirve también para justificar nuestro interés por las actividades, porque pensamos, como también reconocieron los griegos, que la mejor manera de transmitir esta clase de saber es el ejemplo, la práctica de los valores morales subyacentes.”

¿Quién dice que en esta asignatura no hay contenidos morales, que no hay adoctrinamiento y que solo se habla de La Constitución y los Derechos Humanos?

¿Son estos los problemas sobre los que los menores tienen que ser instruidos? ¿Consumismo, sexismo, enfrentamiento Norte/Sur, pacifismo, ecologismo, e igualdad social? ¿Qué le van a contar a nuestros hijos del consumismo, o del enfrentamiento Norte/Sur o del pacifismo? ¿Qué enfrentamiento Norte/Sur? ¿Hay alguien en guerra? ¿Y qué es eso de “igualdad social”? ¿Quieren decir igualdad de oportunidades? Y feminismo ¿Qué les van a contar del feminismo? ¿Dirán lo discriminatorias que son hacia los hombres las cuotas de mujeres? ¿O cómo yo tuve que hacer la mili mientras las mujeres no hacían nada de nada? ¿Dirán lo discriminatoria que es la ley española que castiga más a un hombre que a una mujer por el mismo acto? ¿Por qué en ese documento la palabra libertad solo aparece una vez? ¿Por qué sin embargo “impuestos” aparece varias veces? ¿Hay que hablar a los menores de la “globalización”? ¿Qué es eso de la globalización? ¿A quién le importa?

¿Consumismo, globalización y enfrentamiento Norte/Sur? ¿Va en serio? Sería para reirse si no fuera porque vivimos en un país, España, en el que las libertades y derechos ciudadanos están gravemente restringidos, con territorios como el País Vasco, Cataluña o Galicia en los que los ciudadanos no tenemos ni libertad para opinar, ni para usar el español, ni para elegir cómo ha de educarse a nuestros hijos en las escuelas. Y a los niños les hablamos del Enfrentamiento Norte/Sur y del Consumismo, unos problemas “presentes” y “acuciantes“.

¿Quién elige estos contenidos? ¿De verdad que no se puede objetar a esta bazofia izquierdista?

No puedo dejar de recordar las palabras de uno de los filósofos del régimen, Jose Antonio Marina: “Los derechos humanos son el marco irrebasable de esta asignatura” (“casualmente” es uno de los que saca tajada de esta asignatura como autor de un manual de EpC para la editorial SM).

¿Por qué no hay un capítulo dedicado a Barbie? Es lo único que echo en falta para formar al perfecto niño socialista. El adoctrinamiento de hoy es la sumisión (y los votos) de mañana.

Respeto. Respeto a los menores y respeto a las familias. Ésa debería ser la base de esta asignatura. Discrepo de muchas de las personas que se oponen a esta asignatura por cómo trata el tema de la homosexualidad: me parece bien que se casen, me parece bien adopten y me parece bien que se llame matrimonio a su unión legal. Creo que ya está bien de discriminarles. Además creo que nuestros niños y nuestros adultos tienen un grave déficit de tolerancia hacia estos y hacia otros seres humanos, pero no creo que la vía para cambiar las cosas sea imponer una moral en las escuelas. Los menores y las familias tienen derechos. ¿No decíamos que el fin no justifica los medios?

Acabo con una perla, ésta de Fernando Savater, otro “filósofo” del régimen: “El objetivo de esta asignatura es quitar la educación de manos de los padres, que normalmente son muy reaccionarios, y de los curas desviacionistas“.