Canal RSS

Ana Pastor, la evidencia de una TVE parcial y sectaria

Publicado en

Hace unos días estuve hablando con una conocida en la parada del autobús. No sé cómo acabamos hablando de política, algo no muy recomendable salvo que exista cierta confianza.

Estuvimos hablando de Camps y del caso Gürtel, y opinábamos igual: es una vergüenza de principio a fin. Ni Rajoy ni Camps han hecho nada para aclarar el escándalo ni para depurar responsabilidades.

“Y la gente aún les votará, ya verás”, me dijo mi interlocutora. No respondí, pero sí pensé que yo mismo puedo acabar votando al PP con tal de que la izquierda no llegue al poder y convierta una sociedad tranquila como es la valenciana en una mierda como la catalana. En cualquier caso el comentario de mi conocida era crítico con el PP pero no lo era igual con el PSOE, siendo que motivos para no votarles hay en demasía. Pero bueno, en definitiva ella solo había protestado porque la gente votase al PP. Enseguida ella saltó al tema “Garzón”, “¿Y Garzón, qué?” me espetó. Ahí sí le contesté:

– “es que lo que ha hecho Garzón es infinitamente más grave que el caso Gürtel”

– ¿Más grave?

– Un juez interviniendo las comunicaciones abogado-cliente… Eso destruye el estado de derecho.

– ¿Y el resto de jueces que han hecho lo mismo y no les ha pasado nada?

– Pues si han hecho lo mismo, que les juzguen igual.

– Sí, bueno, pero al final le van a juzgar a él antes que a los del Gürtel

Conocía el argumento, pero no quise contestar porque es tan ridículo que si alguien es capaz de esgrimirlo solo puedo deducir que no tiene muchas luces y contra eso no se puede luchar.

Pero a lo que voy es que quizá es un error reconocer los pecados del PP en el caso Gürtel si tu interlocutor es incapaz de reconocer que hay razones de sobra para condenar a Garzón, en todas las causas en las que está implicado, que son tres. ¿Por qué reconocer errores si los otros no reconocen nada, ni lo más evidente?

Con Ana Pastor sucede lo mismo: el sectarismo, la chulería, la mala educación y la prepotencia de esta señora entrevistando a los políticos del PP está a la vista. Lo puede confirmar cualquiera que dedique unos minutos a buscar en youtube. Buscando un poco más encontraremos un documento creado por el PP que detalla los minutos dedicados en TVE a los escandalos que afectan al PSOE: prueba irrefutable de cómo se silencian en TVE los asuntos incómodos para el gobierno. Y sin embargo la izquierda no reconoce nada: no hay parcialidad, no hay manipulación, no hay partidismo y Ana Pastor [no vale reírse] es una víctima que está siendo hostigada por el PP. La verdugo presentada como víctima. Repite machaconamente la izquierda que en tiempos de Aznar TVE era muy partidista y a la más mínima dicen la palabra mágica que lo demuestra todo: “Urdaci“. Yo no veía TVE entonces ni la veo ahora, pero no creo que Urdaci ejerciese de agente político más que Ana Pastor, porque lo de esta señora es escandaloso y de auténtica vergüenza. Pero la cuestión que me planteo es hasta qué punto un sinpatizante del PP debe actuar como los sociatas, a) negando la manipulación propia y poniendo a parir la de los contrarios o b) diciendo honradamente lo que piensa en ambos casos. Sinceramente uno se siente un poco tonto criticando a Rajoy ante quien no es capaz de criticar el sectarismo interesado de Ana Pastor, las mentiras de Rubalcaba o las escuchas de Garzón.

»

  1. Me temo que acabas dar la definición exacta de izquierda y derecha…

    La izquierda es la Verdad, Yaveh, Alá, Buda, Ymana, Jehová, Moisés…

    La derecha es el llanto y el rechinar de dientes…

    Si no fuera así, ¿por qué el de izquierdas se siente tentado por la III República cuando las repúblicas en España son una fábrica de asesina-hermanos?

    Por poner un ejemplo izquierdoso de los que el Dr. Dicybug sabe más que yo.

    Responder
  2. Porque no todo es igual, ni vale lo mismo, y porque el no-binarismo también es aplicable a la política.

    Actualmente el panorama político se va configurando en binario, o eres del PSOE, o eres del PP, y si eres de uno, lo eres en todos los niveles. Parece que, de algún modo, el cerebro humano tiende al binario (o tal vez sea cosa de la educación, pero la tendencia es bastante acusada).

    A los políticos de los dos grandes partidos, esto les interesa, porque para gobernar sólo tienen que esperar haciendo turno hasta que les toque, y reduce la rebeldía dentro de las filas de su propio partido, porque el que hace autocrítica, se convierte en el enemigo, y en aliado de los otros, así que nadie se atreve a hacer ese tipo de ejercicio.

    Así que el motivo para hacer autocrítica es no dejarse llevar por el binarismo ideológico y mantener el propio criterio crítico. A lo mejor no cambias el mundo, pero mantendrás la integridad (y, por lo que pude comprobar en Valencia, resulta que la gente es mucho más crítica de lo que parece, sólo que se cayan).

    Oye ¿como que no vale reirse? Pero si es un chiste muy bueno, el de Ana Pastor… yo me he reido…

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: