Canal RSS

Los funcionarios en el ojo del huracán

Publicado en

Rodríguez Zapatero nos ha puesto a los funcionarios en el ojo del huracán. Por si fuera poco el recorte salarial, encima tenemos que soportar la crítica salvaje a lo que representa nuestro colectivo. “Parásitos”, “golfos”, que si no trabajamos nunca, etc. etc. etc. Se le quita a uno la ilusión por trabajar, la verdad.

¿Qué delito hemos cometido? ¿Tener un trabajo estable? ¿Qué crimen es ése? A ver si nos enteramos de que nuestro trabajo es estable para que los servicios públicos funcionen razonablemente bien y con un coste moderado. Es de perogrullo y da hasta vergüenza tener que decirlo, que hay labores que no pueden permitirse el lujo de que el trabajador decida irse de un día para otro porque gana más en otro sitio. ¿Qué calidad tendría la enseñanza o qué servicio daría la policía si el profesor que da clase a nuestros hijos o el policía que lleva a cabo una investigación, tuviese un trabajo mal pagado e inseguro y de un día para otro decidiesen cambiar de trabajo? ¿Y si el médico que tiene que operarme dentro de un mes en la seguridad social decidiese irse a una clínica privada donde gane el doble? ¿Quién acabaría operándome y cuándo? La continuidad de ciertos servicios es imprescindible y se puede conseguir a) pagando un dineral que haga improbable que la gente deje el puesto de trabajo de un día para otro, o b) pagando un “sueldo medianamente digno” pero haciendo que el puesto de trabajo sea estable. Si con el sueldo que tenemos los funcionarios, no tuviésemos el trabajo estable… Pues ésa es la cuestión, así son las cosas: no hemos hecho ningún mal a nadie, no hemos creado la crisis, no la hemos agravado y no somos “parásitos”, sino trabajadores públicos. Además, joder, las oposiciones son todas abiertas, cualquier ciudadano puede presentarse y ganar una plaza en la administración. No nos merecemos ser el centro de la polémica y estar sometidos a la actual ola de desprestigio.

¿Somos privilegiados? Para mí, en tiempos de crisis, sin duda. Pero no lo hemos sido en tiempos de bonanza económica. No tuvimos entonces ni tenemos ahora sueldos y sobresueldos descomunales como otros, no trabajamos en negro para evadir impuestos. Nunca seremos ricos, sino simple clase media. No tengo un coche de gama alta, ni una mansión, ni siquiera una segunda vivienda, aunque quisiera tenerla.

Pero tampoco me quejo del sueldo. Cambié sueldo por estabilidad, fue mi elección y considero una suerte que mi trabajo y mi capacidad tuviesen como fruto este puesto de trabajo. No estoy en deuda con nadie por ser funcionario ni creo que nadie esté en deuda conmigo.

No envidio el cochazo de mi primo, ni el chalé del vecino de enfrente, ni el ritmo de vida la gente que realmente tiene dinero. Pero puestos a “pagar la crisis”, tampoco veo que tenga que ser yo el que la pague, sin más razón que mi dinero a Zapatero le sea más fácil de coger. La pago con la subida del IVA, con la subida de la luz, con las interminables subvenciones, con los impuestos, pago todo como todo el mundo, pero yo además, pongo el 7% de mi sueldo, y esto no lo veo claro.

No quería defenderme de los ataques, pero es lo que me ha salido. Los que nos atacan lo hacen desde razones (prejuicios) que no atienden a razones. Es inútil exponerse aun más, pero tampoco lo voy a eludir.

Todos queremos que la crisis la paguen otros. Es lo propio del egoísmo humano. Y entiendo que la gente se ría de nosotros cuando nos han bajado el sueldo. Pero creo sinceramente que no nos merecemos que Zapatero nos ponga en el ojo del huracán.

Dejo el enlace a un menda que escribe lo siguiente de nosotros:

Todo lo que nosotros mismos no nos hemos permitido en los llamados “años de bonanza” (me falta el preceptivo viaje oficinesco a Cancún, de tanta tradición entre los cuerpos de la administración y en Rajoy, por no hablar de la segunda residencia y el primer coche, que tampoco los he tenido nunca) se lo han pulido ellos“.

Pues ya lo saben, si Ud no tiene coche, no tiene segunda residencia o no se pasa el día viajando a Cancún, la culpa es de los funcionarios, que no hemos dejado nada de todo eso para Ud.

No nos merecemos esto.

PD: no sé si es delito, pero anoche cené carne. Salchichas de Frankfurt, concretamente. Quizá he dejado a alguien sin cenar.

PD: No con estos sindicatos

Anuncios

»

  1. Me has emocionado….

    A parte de bromas, tienes toda la razón.. pero ya sabes que le tengo cierta inquina al funcionario malo… y me gustaría que hubiese más rigor y control, precisamente para que la gente no tenga una visión torticera, equívoca y manipulable, por culpa del que sí vive de la teta con el mínimo o ningún esfuerzo…

    Un gran discurso, Dicy.. lástima que no te lo copien los liberados…

    Responder
  2. Hola Dicybug,
    Me caigo de sueño. Mañana te leo!!
    Un beso!!!

    Responder
  3. Hola Dicybug,
    Qué bien lo has contado!!! Perfecto!! Me ha encantado!!!
    Describe muy bien (perfectamente bien) lo que yo pienso. Lo has contado fenomenal.
    Un besazo!!

    Responder
  4. Dale a la gente un enemigo, un culpable de la crisis, y ellos harán el resto. “Cabezas de turco”, les llaman. En la Alemania de Hitler les tocó a los judíos, ahora les toca a los funcionarios españoles.

    Es gracioso que en otros paises los funcionarios son unos perdedores. Porque, seamos sinceros, el trabajo de funcionario es una mierda. Es un trabajo monótono, aburrido, con frecuencia expuesto al público, sin posibilidades de promoción, excepto a base de hacer exámenes (o sea, estudiando al tiempo que se trabaja) y un sueldo que no es precisamente para tirar cohetes, sino tirando a muy, muy ajustado. Ser funcionario es una mierda, y esto lo dice uno que ha estado 8 años intentando aprobar oposiciones (y todavía no me he rendido).

    Pues si ser funcionario, que objetivamente es una mierda, en España es la ostia en barca… ¿Qué clase de país de mierda tenemos? Pues un país en el que se castiga al emprendedor crujiéndole a impuestos, en el que no se valora el trabajo del empleado, en el que la gente se muere de miedo ante la posibilidad de perder el empleo… y es normal, porque con un 30% de paro… como para no asustarse. Claro ¿como va a haber trabajo si a todo el que se le ocurre emprender y poner una empresa se le castiga duramente y se le cortan las alas antes de empezar?

    Lo que es más, si el Goierno piensa que sus propios empleados son unos inútiles, debería haber empezado planteándose sus sistemas de selección de personal.

    Por último, en lugar de criticar tanto deberían ofrecer soluciones, porque a ver… No puedo ser funcionario porque entonces soy un parásito, no puedo ser autónomo porque los impuestos me aplastan, y no puedo ser empleado porque no hay trabajo. ¿Qué se supone que debe hacer la gente? El único camino es la mendicidad o los atracos, porque otra cosa ya…

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: