Canal RSS

Dos historias

Publicado en

Historia 1

Un grupo de nazis decide entrar en casa de una familia judía para demostrar que son malvados. Creen que los judíos no son siquiera personas y que no tienen derecho a vivir en su mismo barrio. Avisan a todo el vecindario de que piensan entrar en la casa, asegurando que solo quieren que los judíos se vayan, pero que no van a usar la violencia. Cuando entran, el marido, pensando que es verdad que no van a ser violentos, les recibe, armado con una pistola de paint-ball y les dice que se marchen. Los nazis no encuentran el recibimiento violento que esperaban, pero no van a irse sin más, y armados con barras de hierro y cuchillos empiezan a golpear y apuñalar brutalmente a la mujer. El marido, militar, temiendo por la vida de su mujer usa su arma reglamentaria y mata a algunos nazis, hasta que consigue reducirlos.

Historia 2

Un grupo de pacifistas cree que unos militares judíos están ocupando de forma ilegal una casa. Como esa situación les parece injusta deciden entrar por la fuerza en la casa para expulsarlos y avisan a todo el mundo de que van a entrar y de que los van a echar, pero sin usar la violencia. Cuando los militares, armados con pistolas de paint-ball se plantan frente a ellos y les dicen que se vayan, los pacifistas agreden a los militares con barras de hierro y cuchillos, pues entienden los judíos son intrusos en la casa de otras personas y que el simple hecho de que estén allí ya es una “agresión” que les faculta para usar la violencia contra ellos. Los militares, sorprendidos por la agresión de los pacifistas, recurren a usar sus pistolas contra ellos. Los pacifistas consiguen arrebatar el arma a algunos militares y en el tiroteo mueren varios de los pacifistas, y hay heridos de ambos grupos. Cuando finaliza el incidente, los pacifistas proclaman que se ha demostrado que los judíos son unos salvajes y declaran que esto es el principio del fin de la ocupación de esa casa.

No he escuchado a ninguno de los fascistas que iba en los barcos decir que el ataque a los soldados le pilló por sorpresa, que no se lo esperaba, que no era ése el objetivo con el que se subió al barco. Ninguno reniega de los salvajes que atacaron con barras de hierro y cuchillos a los soldados israelís. Al contrario, salen en las fotos sonrientes y levantando los dedos haciendo el signo de la victoria. En mi opinión, todos los que iban en los barcos sabían que las intenciones eran agredir para provocar una respuesta y vender el resultado como un acto de violencia gratuita por parte del estado de Israel. No hay ninguna autocrítica por el uso de la violencia, se sienten autorizados moralmente a emplearla contra los judíos, pero exigen que la defensa propia de los israelitas no les haga daño.

¿Quién agrede a quién?

¿Quién provoca a quién?

¿Quién desafía a quién?

¿Vamos a decir a todos los que creen tener razón que en ese caso pueden usar la violencia?

Eso es lo que piensa la izquierda, que siempre se siente autorizada a ser violenta, porque siempre tiene sus razones.

»

  1. No entiendo el paralelismo entre tus dos historias…
    Tanto en cuanto, según los medios de comunicación, los soldados israelíes abordaron un crucero de jubilados que a esas horas asistían a una demostración de colchones de látex (con un poquito de viscolátex..)

    :mrgreen:

    Responder
  2. He estado informándome sobre el tema.

    Por otra parte, entiendo que el gobierno israelí recelase de un barco fletado desde Turquía, con una suspuesta ayuda humanitaria, que muy bien podían haber sido armas para apoyar al gobierno terrorista de Hammas, pero no estoy seguro de que eso les de autoridad para abordar un barco de otra nacionalidad en aguas internacionales. Eso más bien parece un acto de guerra o de piratería.

    El problema (y el motivo por el que este conflicto no parece tener solución viable) es que ni los israelís ni los palestinos son florecillas del campo, dulces margaritas inocentes, ni blancas palomas, y tanto unos como otros van a hacer todo lo que esté en sus manos para exterminar al contrario. De momento, van ganando los israelís porque tienen más dinero, más aliados, mejores armas y mejores tácticas, pero es esa guerra no hay ni buenos ni malos… todos son malos.

    Yo diría que ni los unos ni los otros actuaron bien, y todos ellos empatan en lo que se refiere a mala fe, pero el problema de trasfondo en este caso está en que si israel abordó un barco con bandera ¿turca? en aguas internacionales con la excusa de una sospecha, igual puede abordar un barco español, o francés, o ruso… Con la excusa de que sospechan que van a ayudar a los terroristas. Se trata de un acto contra la soberanía de un país, que puede repetirse sobre otros paises.

    No es que esté defendiendo a los que iban en el barco, pues esa misión parece una clara provocación al gobierno israelí, que se vio obligado a responder, es sólo que el estado israelí tampoco es una blanca paloma…

    Responder
    • Que el abordaje fuese o no en aguas internacionales no lo hace ilegal, desde el mismo momento en que el ejército israelí está seguro de que pretende violar el bloqueo marítimo.
      http://orientemiedo.wordpress.com/2010/05/31/analisis-legal-del-ataque-a-la-flotilla-de-la-libertad/

      Yo creo que hasta la guerra tiene unas normas: si Turquía quiere atacar a Israel, que no use “civiles” armados con barras de hierro y cuchillos que ataquen sin provocación previa. Que declare la guerra y que mande al ejército. Ya está bien de usar supuestos civiles en actos de guerra para convertirlos en mártires y avivar el odio contra Israel.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: