Canal RSS

Insultos

Publicado en

Si en la entrada anterior del blog relaté la mentira que va contando mi cuñada sobre mis actos en su contra, en ésta voy a contar cómo me insulta ante mi familia.

Esta señora se acercó a mí un día y me dijo algo así como “tú y yo tenemos que hablar”. Puesto que esta persona, desde que me faltó al respeto, para mí no existe, la mandé a pastar diciéndole con contundencia “olvídame”. Insistió una vez diciendo “hombre, eso no es”, y le repetí “olvídame”. Desde luego no se lo dije cariñosamente en ninguno de los dos casos.

¿Qué anda diciendo ella? Por un lado lo pone como ejemplo de cómo “la he tratado”, y dice que la mía fue la actitud más violenta que ha visto en su vida. Y lo remata con el comentario de que cree que si la hubiera tenido más cerca en ese momento, le habría pegado.

No me sorprende de su parte, y la imagen que tengo de ella no se ve alterada por este insulto. Pero me llama la atención cómo logra convertirse en víctima e insultarme gravísimamente, todo en uno. Y además le sale gratis. Ante este insulto la gente reacciona diciendo “no, mujer, no creo que te hubiese pegado”: ella es la víctima y yo el potencial agresor, aunque no haya habido ninguna agresión y la víctima de sus maniobras sea yo. Como decía, me insulta ante mi familia y recibe consuelo, en lugar de un “vete a la mierda, subnormal, ¿cómo dices que mi hijo/hermano/marido sería capaz de pegarte? Vete y que no vuelva a verte”, o parafraseando a Harrison Ford, “Estás hablando de mi hijo/hermano/marido, pero creo que estás pensando en tu padre”. Qué hábil es esta señora en el insulto. Y yo quedo bajo sospecha de ser una persona potencialmente violenta. La gente menos habilidosa cuando quiere mostrar su desprecio hacia alguien la llama subnormal, hija de puta, o cosas así, con lo que el que insulta se convierte en el agresor (verbal) y el insultado en la víctima. ¡Qué torpes comparados con mi cuñada!

Mi mujer me decía que no contase nada en el blog, pues encima al que lo leyese siempre le entraría la duda de si habría algo de cierto. Exactamente lo mismo que habrán pensado los miembros de mi familia que hayan escuchado a esta señora insultarme y que encima, presupongo, habrán respondido tratando de tranquilizarla. Difama, que algo queda. ¿Me va a quitar hasta la posibilidad de contarlo para evitar que la gente se lo plantee? Bueno, pues yo lo cuento y me desahogo. Y cada uno que piense lo que quiera.

La “actitud más violenta que ha visto”… sí que debió ser grave, pobrecita.

Sigo pensando que no quiero compartir mi vida con personas que me faltan al respeto. Prefiero infinitamente la soledad, si es que ha de ser así. ¿Olvídame? Pues sí, olvídame. Sin odio y sin rencor, simplemente escojo con quién quiero estar.

Anuncios

»

  1. Es posible que las posturas coherentes, las decisiones que no se dejan manipular fácilmente, las aserciones cargadas de lógica, y las posturas que no se prestan a ninguna suerte de chantaje emocional, sean una suerte de maltrato; en este mundo de paripé, teatrina, tramoya y glamour, incluso pueden llegar a doler más que un tortazo.

    Impera lo socialmente correcto, lo hipócritamente conveniente, lo sí, mari,sí mari…nomedigas,osea, que fuerte me parece, jesús jesús..

    Olvídame es algo muy duro para según quién.
    Pero la libertad del ser humano llega hasta ese extremo: nadie elige a quien odiar si no quiere.

    Corren malos tiempos para los chicos de los sótanos, Dic.

    Un abrazo, especial.
    Eres buena gente, lo diga Agamenón, su porquero, o su cuñada… ¡la mismísima Helena de Troya!

    Responder
  2. Hola Dicybug,
    Me parece un insulto muy grave.
    Los que te conocemos sabemos que no eres capaz de pegar a nadie. Nunca lo harías. No creo que nadie de tu familia crea que lo hubieras hecho.
    ¡Qué impotencia! ¿Cómo se puede demostrar que no harías algo así? ¡No puedes!
    Olvídalo. Ninguno de los que te quieren creerán esas palabras. Deja que se las lleve el viento.
    Un beso muy muy fuerte!!

    Responder
  3. Y luego después dices que yo cuento cosas personales… Bueno, al menos ya me queda el consuelo de que no soy el único que reivindica su derecho a cabrearse en la blogsfera, pase lo que pase, y que salga el sol por Antequera, si hace falta.

    Es que hay gente muy fina… Seguro que tu cuñada se llevaría la mar de bien con mi amiga, la que colgó el texto ese en Facebook. Insultar al prójimo y encima quedar uno mismo como un santo, es un arte, algo que no puede hacer cualquiera. El resto nos conformamos con echar pestes sinceras y encima quedar como unos malditos picajosos.

    Lo malo es que esta señora, lo quieras o no, forma parte de tu familia, aunque sea familia política. Eso siempre complica las cosas… En mi caso bastó con darle a un botoncito del Facebook, pero lo tuyo tiene visos de ser más cómplicado. Creo que en estos casos, lo mejor que puedes hacer es aplicarte una buena dosis de la pomada de indiferencia que recomienda Ariovisto.

    Responder
  4. Ay, diciyug, si me veo capaz de tomar ánimos, te contaré en privado una situación en la que me vi hace unos meses, muy parecida a la que has vivido. Y para colmo, en un entorno laboral. Pero lo mismo, el hombre es “violento” y “amenazante” hasta que no se demuestre lo contrario, y ya sabemos quiénes han sembrado esa disparidad de status, esa presunción de que los ciudadanos no tienen todos los mismos derechos.

    Esta noche he hablado con un amigo que estás esperando sentencia de un roce que tuvo con la ex. Se expone a seis meses de cárcel. Su palabra contra la de ella.

    Responder
  5. Ingredientes:

    20 gr de no me digas
    30 gr de no me lo puedo creer
    10 gr de ¿de verdaaaad?
    15 gr de de veras que lo siento

    EXCIPIENTES

    Flema Cáustica, Hidrógeno Líquido, Consevantes, Anticongelantes, Ácido “lauril-sotánico”
    En caso de ingestión excesiva llamar al Servicio Nacional de Toxicología: 666 – 99 23 66 o aplíquese electro-shocks

    POSOLOGÍA

    Aplicación cutánea en tórax y sub pelvis. Tres veces al día. USO EXTERNO, No ingerir.
    ***
    ¿Otra vez a base de sandwich, mi alma?

    :mrgreen:

    Un abrazo.

    Responder
  6. Amigo Dic, nadie que te conozca minimamente dudará de ti, y tus padres y hermanos te conocen más que minimamente. Las relaciones familiares suelen ser bastante complicadas y ese “vete a la mierda, subnormal, ¿cómo dices que mi hijo/hermano/marido sería capaz de pegarte? Vete y que no vuelva a verte”, sólo lo puede lanzar tu hermano el casado con tu “cuñada” cuando quiera romper la relación. Los padres sólo pueden decir “¿cómo dices que mi hijo sería capaz de pegarte? Eso es imposible Dicybug nunca haría eso” pero tendrían que evitar el “vete a la mierda, subnormal, Vete y que no vuelva a verte” porque perderían al otro hijo. ¿Adoptarías una posición así de contundente con la pareja de uno de tus hijos?
    Ánimo Dic!

    Responder
  7. Dicy, yo no me creo nada de lo que dice esa persona. Ten por seguro que el tiempo la pondrá en su sitio. Es inhumano que injurien a alguien justo cuando no puede defenderse.

    PD: GRACIASSSSSSSSSSSSSSS por tu comentario en mi blog. Te he dejado otro… 😉

    ABRAZOOOOOSSSSSSSSSS,

    Responder
  8. Está claro (bueno, está claro para cualquiera con dos dedos de frente, para los demás, no. Digo esto porque a veces uno lee y oye de todo en algunos foros de personas trans) que España no puede cambiar un documento extranjero, ya sea el DNI o el pasaporte, y se trate de un ciudadano chino o francés, pero lo que sí puede hacer es cambiar el NIE, que es un documento de uso interno en España. La objección que se suele encontrar a este asunto es que se produciría una incoherencia documental, pero hay formas muy sencillas de solucionarla. Sería algo perfectamente factible y que el estado español ni siquiera encontraría costoso o complicado de hacer.

    Respecto a lo del secuestro… quizá dentro de 1 año y 11 meses te pueda decir si es algo de lo que preocuparse, ya que estoy planteándome pasar una larga temporada en el extranjero.

    Responder
  9. No me lo puedo creer.

    La gente ve demasiadas películas basura de Antena 3 en tarde de domingo.

    Mucho ánimo, Dicy.

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: