Canal RSS

Libertad (y por qué no soy de izquierdas)

Publicado en

Nos dieron a escoger entre un capitalismo que mata de hambre a la gente, y el comunismo que resuelve el problema económico pero que suprime las libertades tan caras al hombre“. Fidel Castro, 1959

El comunismo mata de hambre

El comunismo mata torturando

El comunismo no resuelve ningún problema económico

Y ciertamente el comunismo suprime las libertades individuales, que solo son “caras” en la mente de un tarado

Está clara la elección que hizo Fidel Castro, ¿pero quién le dijo que podía decidir por los demás? ¿quién le dijo que podía arrebatar la libertad a otras personas y elegir para ellos el comunismo? ¿Por qué él decidió por otros? ¿Por qué Orlando Zapata, un albañil, negro y humilde, murió de hambre, murió torturado y murió sin libertad? ¿Es que Orlando Zapata no podía decidir por sí mismo si quería comunismo o libertad, si quería comunismo o derechos humanos? ¿Quién ha otorgado el poder a los comunistas para decidir por otros si deben tener libertad o no? ¿Quién les ha otorgado poder para encarcelar a los que exigen su derecho a hacer su propia elección? ¿Quién les ha otorgado poder para torturar hasta la muerte a quien pide libertad para pensar, para hablar y para vivir? ¿Desde cuándo son los dueños de las vidas de otras personas para disponer de ellas cómo y cuándo quieran?

Hay mucho boludo que presume de educado, que dice ser demócrata, que dice defender los derechos humanos, pero que ante el brutal asesinato de Orlando Zapata ha callado como una puta. Alguno incluso habrá llenado el silencio escribiendo una entrada en su blog o periódico criticando a Esperanza Aguirre, a Camps o a Federico. “Lamentan” la muerte, sí, pero porque perjudica a su ideología poniendo al descubierto sus miserias. No por el muerto. No por la libertad arrebatada al resto de cubanos. No porque tengan la más mínima empatía hacia los perseguidos, hacia los humildes, hacia las víctimas de ese delirio sangriento y asesino llamado comunismo.

Sabiendo que no hay más que conciencias muertas en la izquierda, lanzo mis preguntas al vacío:

¿Quién os ha dado el derecho a decidir la educación que deben recibir los hijos de otros?

¿Quién os ha dado el derecho a perseguir al que no habla en la lengua que vosotros decidís?

¿Quién os ha dado el derecho a tomar decisiones que limitan la libertad de otras personas?

»

  1. Se abrieron los cielos y sobre la cabeza de la gente de izquierdas voló una paloma… ¿o era un buitre? – “Estos son mis hijos, los amados

    La gente que es de izquierdas lo es porque no sabe ser otra cosa.

    Y el caso es que yo hubiera jurado que tú sí lo eras… :mrgreen:

    ***
    Lo bueno de las fábulas es que cada uno las interpreta según le bailan. Ahora bien, no me parece acabar una fábula con el conector “Y si…” Sería una mierdecilla de fábula…., una moraleja de pena y acabaríamos por cargarnos toda la cultura grecolatina.
    ¿Y si a la cigarra le hubiera tocado la lotería…?
    ¿Y si la tortuga se hubiera metido una leche con un tronco de pino?
    ¿ Y si la jodida lechera hubiera llegado al mercado con toda la leche?
    De todos modos, la fábula de la Zorra del vientre hinchado bailaba a mi ritmo… eso es lo bueno de las fábulas.

    Un abrazo mañanero, Dic.

    (¿Te has levantado con resaca de San Miguel 0,0?)

    Responder
  2. Hola Dicybug,

    ¡Qué manía tiene la gente de meterse en la vida de los demás! Que vivan como quieran y que dejen que los demás también lo hagan!!

    Una desgracia más para un mundo lleno de desgracias.

    Un beso!!

    PD. “lanzo mis preguntas al vacío”
    ¿Al vacío o al viento? 🙂

    Responder
  3. Dicy, nadie es dueño de la vida ni de la voluntad de nadie. Y a lo largo de la Historia sobran los ejemplos de chiflados -de todos los colores- que se han pasado esta máxima fundamental por el forro… Para desgracia de la Humanidad.

    UN ABRAZO,

    Responder
  4. No conocía la cita con la que arrancas el post. Apoteósica.

    Responder
  5. Hombre, si por lo menos eso fuese verdad… Me refiero a lo de elegir entre el capitalismo que te mata de hambre o el comunismo que te quita derechos. Que yo sepa, en Cuba no tienen graves problemas de obesidad mórbida, sino más bien al contrario. Orlando Zapata murió de hambre, en el comunismo.

    O sea el comunismo te mata de hambre, y también te quita derechos. No es que el capitalismo y el neoliberalismo sean el mejor sistema del mundo, y probablemente los próximos veinte años nos van a traer una sociedad en la que nuestros derechos se van a ver recortados, y nos vamos a convertir en una mera fuerza de trabajo (ya es normal trabajar 10 horas al día, y la cosa no tiene pinta de ir a mejorar). No es que el capitalismo sea el sistema perfecto, como decía, pero no es tan, tan, tan terríblemente malo como el comunidmo. Al menos en el capitalismo algunos tienen la posibilidad de ganar el dinero suficiente para comprar sus derechos.

    Responder

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: