Canal RSS

Pedro J. Ramírez como editorialista

Publicado en

Durante muchos años he sido comprador y lector de El Mundo. Dejé de hacerlo, comprarlo y por tanto leerlo, en el 2004. Sin duda es el mejor periódico de España, a mucha distancia del ABC y en otra galaxia respecto de la basura prisaica u otros panfletos de la izquierda de más reciente creación. Por supuesto, si digo que el ABC no está mal, me refiero al ABC actual, nunca al del inefable Karkalejos, que convirtió al ABC en una fotocopia a escala reducida de El Pis.

elmundo.es es otra historia. Si hablásemos de una persona estaríamos pensando en un trastorno disociativo de personalidad, pues no parece que guarden relación entre sí la versión impresa y la versión web. Si yo siempre he pensado que El Mundo (impreso) era un periódico de izquierdas (y recuerdo una encuesta de hace ya unos años en el propio periódico donde los lectores reflejaban que ésta era la opinión mayoritaria), supongo que esa visión ha cambiado y ahora los lectores no deben tenerlo tan claro. Pero la versión en web siempre ha echado un tufo izquierdoso que tira de espaldas. Lo mejor de esa web es la programación de TV que dan. El resto…

Pero quería hablar de los editoriales de este periódico, ya se sabe, el posicionamiento este medio de comunicación respecto de los temas de actualidad. Recuerdo que antes de las elecciones de 2004 Pedro J. se alegraba en este periódico por los dos fantásticos candidatos que teníamos para la presidencia de gobierno: Jose Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy Brey. ¡Vaya ojo clínico, chavalote! Unos años después su “opinión editorial” sobre ambos políticos es bien distinta. Pero Pedro J. no solo es periodista, sino que también es una persona influyente, y de vez en cuando se le sube a la cabeza, se viste de guey y nos suelta discursos navideños como ése, creyéndose que lo suyo es hacer “labor de estado”. El problema quizá no sea tanto su espíritu periodístico, sino el hecho de que se codee con políticos de todos los ramales. Simplemente me parece que está demasiado cerca del poder para poder enfocar correctamente. Difícil meterse en la cabeza de una persona que habla bien de De la Vogue y que hasta le otorga premios.

En estos últimos días El Mundo ha servido de altavoz para las amenazas de los secuestradores de la tripulación del Alakrana, publicando en portada las amenazas tanto de los propios delincuentes como las de los familiares de los secuestradores detenidos. Para mí eso forma parte de la “línea editorial”. Colaborar con los secuestradores difundiendo sus amenazas y echando a la opinión pública contra el gobierno para forzarle a pagar es una decisión que ha de tomarse. Eso no se publica sin ser autorizado previamente por la dirección del periódico. Una nueva muestra de mi falta de sintonía en términos éticos con la línea editorial de este periódico.

Y este domingo, sin ir más lejos, Pedro J. exponía su postura favorable a financiar a los secuestradores. Si tiene que elegir entre populismo y ética, Pedro J. siempre tiene a punto razones para elegir el populismo. Me recuerda al director de el New York Banner, Gail Wynand, en la fantástica película El Manantial, que lleva a su periódico al borde de la quiebra defendiendo aquello en lo que creía, al arquitecto Howard Roark. Me recuerda, pero justo por lo contrario, por la incapacidad de Pedro J. para mantener una postura ética frente a viento y marea. El viento y la marea sociatas, para más señas.

¿Y cómo explicaba Pedro J. su postura? Pues como siempre, con el estilo barroco del que no tiene argumentos sólidos. Citas y anécdotas de los clásicos por aquí y por allá, y escondida por en medio, la sustancia. O en este caso, la insustancia. O más bien, el liquidillo pringoso y hediondo.

Titulaba “Necesidad de estado”. Empezamos bien, la necesidad de estado que todo lo justifica. Y enseguida busca el respaldo del rebaño: la inmensa mayoría de los españoles pagaría el rescate.  Como el rebaño no tiene principios… Y enseguida descartaba una intervención militar porque nuestras fuerzas armadas son una mierda, no como las francesas o las estadounidenses. Como mínimo discutible. Y además, nadie percibe a estos secuestradores como una amenaza, no como el caso de ETA. Es decir, que financiar los secuestros donde cristo perdió el gorro no es lo mismo que financiar a ETA porque ese dinero se usará para más secuestros en suelo español… Por eso había que negarse a negociar en el caso de Miguel Ángel Blanco y ahora había que pagar el rescate. Éticamente una mierda. Pero Pedro J. sigue dando argumentos. Dice que pagando estaremos financiando y estimulando futuros secuestros, pero que ya arreglaremos eso llevando hombres armados en los barcos o dejando de pescar en esa zona. Ya, y cuando secuestren una embarcación chipriota usando armas y embarcaciones pagadas por nosotros, miraremos a otro lado, ¿verdad? ¿Quién financió a los secuestradores del Alakrana? Posiblemente los que pagaron el rescate del Playa de Bakio. ¿No es insolidario con la comunidad internacional pagar el rescate? se pregunta Pedro J, ¡noooo, claro que no! España es muy solidaria y participa en muchas acciones junto con otros países. No se nos puede exigir más, se responde Pedro J.

Pero el argumento que más “me gusta” es el de que nadie puede pedir “que un estado se desentienda de una quincena de sus ciudadanos en aras de un principio de ejemplaridad mil veces sacrificado ya a la realpolitik“. Es decir que si todo el mundo se salta los principios, si todos los gobernantes del mundo actúan una y otra vez sin ética, nadie nos puede pedir que nuestro gobierno actúe con principios. Bueno, es un punto de vista, el de las personas que no tienen principios y que no respetan a nada ni a nadie. Si todo el mundo se salta los límites de velocidad, si todo el mundo oculta datos a hacienda, si todo el mundo se salta los semáforos, si todo el mundo roba cuando no le ven, ¿por qué tendría yo que abstenerme de hacerlo? Pura “ética práctica” al estilo Pedro J.

Incapaz de no meter más los pies en la mierda, Pedro J.  se pone a continuación a criticar que dos de los secuestradores hayan sido trasladados a España y puestos a disposición judicial, porque eso complicaba la negociación con el resto de secuestradores. Es decir, que según este señor la justicia debe plegarse a las exigencias de los violentos. ¡A la mierda el estado de derecho!

No me gusta la falta de principios de este señor. Sus “editoriales” no me merecen ningún respeto. Del mismo modo que políticos como los que sufrimos degradan nuestra convivencia ensalzando y encarnando la falta de valores, periodistas como Pedro J. ensucian la vida pública con sus opiniones.

Anuncios

»

  1. Pedrojosé me carga lo indecible, con su complejo de director del New York Times y el Washington Post simultáneamente. Tenemos que agradecer a su inmensa vanidad el no tener que aguantarlo en esRadio. Por ahora. Mi hipótesis es que pensó que iba a durar dos telediarios y lo iban a escuchar tres y el del bombo.

    El Mundo nunca me acabó de convencer, aunque estoy contigo en que es el mejor periódico que se publica en España. La sección de Internacional, directamente me la salto, para evitar que se me hinche la vena.

    En cuanto respecta al hecho de que este señor utilice el medio que dirige para pontificar en dominicales artículos interminables y petulantemente cargados de pedantería, con un acentuado leve deje cursilonbeatífico, me parece tan pretencioso como ridículo. Pero así es Pedrojosé; siempre en el justo medio y mezclando la cal con la arena en función de los tiempos que necesiten sus amigos. Sean cualesquiera.

    Un abrazo, Dicybug.

    Responder
  2. Hola Dicybug,
    Me ha resultado muy interesante tu post. Yo no tenía una opinión muy bien formada sobre él. Tus argumentos me han parecido convincentes. Uno menos.
    Gracias!
    Un beso!

    Responder
  3. Dicy, me abstengo de opinar hoy 😉 .

    Guardo muy buen recuerdo de mi etapa como columnista de EL MUNDO, y me callo lo que pienso de sus responsables…

    UN ABRAZO,

    Responder
  4. Para mí, Ariovisto, la humildad es una de las cualidades indispensables que deben acompañar a la veracidad. Ariovisto, experto en narcisismo antaño otros lares, entiende y comprende empáticamente que ser como Pedro J es y dirigir un periódico de candelero de oro, es algo muy complicado de sentar a la misma mesa que la humildad. Cuando puntos y comas resbalan en lo oleaginoso de la prepotencia, las opiniones caen en descrédito, si a eso añades que el eje desansa sobre goznes móviles que corren paralelo a los vientos que soplan, hace que la de Pedro J. sea una opinión más inmersa en el juego hediondo de la manipulación de venta en el Deshoras (24 horas Market) en el que se esta covirtiendo la prensa: toda.

    Un abrazo.

    Responder
  5. No, no y no… No aprendes… Las palabras “ética” y “periodismo” no son compatibles. ¿Qué tiene de sorprendente que El Mundo (y otros medios de comunicación) boicoteasen todas las acciones correctas que pudo haber tomado el Gobierno dando voz a las familias e, indirectamente, a los secuestradores? Y ya, ni hablamos de lo gracioso que fue cuando Antena 3 anunció que un buque de la armada española salía para cubrir la operación de rescate. Supongo que sería por aquello del factor sorpresa y tal.

    Ah, no, que para que sea sorpresa no debe saberlo nadie. Ups… A lo mejor es que no cayeron en la cuenta.

    Indignante es poco para referirse al comportamiento de los periodistas en general. Y lo tuyo, paciencia de santo, por leerte de arriba a abajo una sarta de gilipolleces cabreantes de gran calibre. Yo no creo que hubiese pasado del primer párrafo, después habría usado el periódico para prender una hoguerita y asar castañas, que es el mejor uso que se me ocurre para El Mundo. Es una pena que con la versión virtual no se pueda hacer lo mismo.

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: