Canal RSS

Rajoy y la verdad: crónica de un divorcio sonado

Publicado en

Si la derecha es mentirosa, corrupta, demagoga y poblada de “indocumentados”, ¿en qué se diferencia de la izquierda?

De un tiempo a esta parte percibo que Marianic Rajoy, el del hundimiento, solo habla para transmitir consignas. Unas consignas que por lo general no es que se parezcan poco a la realidad, sino que parece que tienen como misión maquillar o enmascarar esa realidad. Si los sabios del partido creen que el PP es percibido como un partido “indefinido” (inane, insulso, de centro) por parte de la derecha sociológica, pues hay que salir a la palestra y decir que “no me importa que digan que soy de derechas, a veces yo mismo me lo digo“. Antes convenía decir que eran de centro y renegar de la derecha, y lo dijeron, y ahora conviene decir que son de derechas, y lo dicen. La verdad no existe, solo existe el cálculo electoral y la conveniencia del momento. Antes de las elecciones europeas decía que su (supuesto) liderazgo no estaba en juego, pero tras la victoria de Oreja (a pesar de Rajoy) resulta que los españoles estaban avalando su autoimposición como líder del PP en el congreso búlgaro. ¡Toma del frasco, Carrasco! Tiene problemas de liderazgo por lo que hizo para mantenerse al frente del PP, así que lo que le conviene es lanzar el mensaje de que su liderazgo ya está consolidado. ¿Parecido con la realidad? Más bien lejano. Si repite muchas veces que es un líder sólido a lo mejor se vuelve realidad. Me va a tocar la lotería, me va a tocar la lotería, me va a tocar la lotería, me va a tocar la lotería, me va a tocar la lotería, me va a tocar la lotería, me va a tocar la lotería… (debería ir pensando en comprar un décimo alguna vez)

Ahora reclama este gran líder un esfuerzo para “olvidar lo que merece ser olvidado“. “Hay que superar viejas historias”, dice. Supongo que la culpa de no olvidar es mía, porque no me esfuerzo bastante. Pero es que yo no sé muy bien a qué se refiere, porque, que yo sepa, se refiere a historias que nunca sucedieron. Nunca se intentó manipular los textos redactados por San Gil y nunca se organizó una campaña de desprestigio hacia ella. Aún recuerdo a mi suegra diciéndome que todo era por el cáncer y que hacía ya tiempo que había matriculado a sus hijos en colegios de Madrid, por lo que se demostraba que su reacción era un acto con premeditación y alevosía. Si a eso le unimos que era una persona desequlibrada, una loca ¿qué hay que olvidar? ¿O es que esos hechos que motivaron la salida de San Gil del PP sí sucedieron, aunque el entorno de Rajoy (Soria sin ir más lejos) lo negase y dijese que no se comprendía la reacción de San Gil? ¿O es que sí sucedió esa miserable campaña de desprestigio hacia María San Gil? ¿Y se pueden olvidar esos hechos? ¿”Ahora Marianic es un tío cojonudo porque me he olvidado de lo que le hizo a San Gil”?

Como leí hace poco en un comentario en un blog, pretenden que los “votantes” (esos seres incorpóreos que se rigen por la estadística y que mantienen por error a los políticos en sus cargos) seamos como el pez (la pez) Dory de Buscando a Nemo: seres con una memoria que no alcanza más allá del último minuto. Olvidemos lo que ha hecho Rajoy hasta ahora, y confiemos en sus bellas palabras.

Yo hago un esfuerzo, pero por no olvidar.

»

  1. Joooooo!!

    Pues yo soy como el pez ese que has dicho…..

    ¿Quien es Rajoy?

    ignoto-to-to

    Responder
  2. Es encomiable y digna de reseña – y tienes más razón que siete santos-, tu crítica, pero el caudal de votos del PP en este país, haría que si se presentara el pato Donald como primero de la lista, ganara. Bien pensado, de Zapatero al pato Donald, tampoco notaríamos tanto..

    Flua flua flua, fluag crisij fluaj..gobieg fluag, noj para fluaj todoj fluaj…

    Adiós u-ni-dad-de-car-bo-no me voy a la playa, que mi padre es el que tiene las llaves… la abre él…

    Responder
  3. Dicybug, muy bueno.

    A Rajoy creo que le molesta quien pueda hacerle sombra. Leáse San Gil, Gallardón, Aguirre… Por eso no los quiere a su vera.

    UN ABRAZO.

    Responder
  4. ¿Dónde ha ido Debra?

    Cuando ya creíamos que este iba a ser un blog serio de verdad, nos sales con Rajoy. Hombre, don Dicy. Rajoy qué va a decir que es de derechas, si eso le da pánico, horror, terror y pavor. Todo lo más, dirá que es de centro o uno de esos eufemismos que se inventan los ‘maricomplejines’ (o ‘marianicomplejines’) profesionales como él.

    Somos muchos los que, como tú, no olvidamos. Y no volveremos a votar PP mientras no se regenere el partido de verdad y salga fuera el tándem Mariardón o Gallardoy, amén de la patulea de Arriolas, Elorriagas, Lasalles y demás giliPPollas (con perdón, don Buggy, que a estas horas pudieran leerle algunos niños).

    Un gran artículo; un gran abrazo

    Responder
  5. Hola Dicybug,
    A ninguno de ellos se le cae la cara de vergüenza… Hay que ser de una pasta especial, desde luego… Hoy “A”, mañana “B”… ¡Qué más da!
    Un beso!
    PD. Gracias por tu visita! Transmitiré tu comprensión a mi marido! 🙂

    Responder
  6. Hola, Buggy:

    Lo del McGuffin es una excusa, un elemento de una película para distraer nuestra atención y desarrollar la trama. Por ejemplo, en una peli de espías tienen que encontrar un microfilm oculto o unos planos supersecretos. Ese es el McGuffin. Lo importante no es ese objeto, sino la búsqueda del mismo que hacen los personajes y que les lleva a vivir toda clase de aventuras. Bueno, no sé si te lo he aclarado. Se ve muy bien en algunas pelis de Hitchcock, quee s quien inventó el término. Es una distracción, nada más.

    Las pelis del sindicato de la ceja son invisibles, quiero decir que mejor no verlas, vamos, infumables, intragables, insoportables… Como ellos, los artistas de la ceja.

    Un abrazo

    Responder
  7. Mira que negarte a olvidar las cosas… Entonces no podrás creerte las bonitas mentiras que dicen los políticos (incluido Rajoicillo), ni vivir en el país de las piruletas y las nubes de colores.

    Debo ser muy inocente, porque nunca deja de sorprenderme las burdas maneras que los políticos utilizan para intentar tomarnos el pelo. ¡¡¡Pero que directamente nos digan que debemos dejar que nos tomen el pelo, ya es la repera!!

    Responder
  8. ¿Se ha ido ya Rajoy de Valencia? Bueno, pues por fin podréis descansar tranquilos. Yo, como nos dijo que nos fuéramos al partido liberal, me fui. Luego me convenció Ariovisto y me metí en eso de la UAPI, pero de tapadillo, para que no digan mis vecinos, que son muy meticones y cotillas.

    Un abrazo, Buggy

    Responder
  9. Sí señor, el McGuffin de Oficial y caballero es Richard Gere, como el McGuffin del PP es Rajoy: una excusa para seguir alargando la trama, como si fuera un chicle…

    Un abrazo

    Responder
  10. Jolines, y yo que pensaba que a lo que se refería era a olvidar el 11M. Que mal pensado soy. A partir de hoy, ya he tardado mucho, considero a Maniano Rajoy, enemigo mio y de los mios.

    Responder
  11. batecado,
    si habla del 11-M, que explique primero qué hizo el PP, para que así sepamos qué debemos olvidar.

    La noticia dice que las consignas lanzadas por el gran líder del centro eran de índole interna. A lo mejor hay otras cosas “internas” que no quiere que recordemos. Como dice variablex, es el colmo de la desfachatez que los políticos pidan impunidad total.

    Responder
  12. Lo de que es mejor olvidar lo que merece ser olvidado es una consigna dedicada expresamente a los del 11M ¿no notáis la sutil llamada a “no olvidar lo inolvidable”? Ese cerdo de Rajoy actúa así, lanza consignas para hacer daño y luego actúa como si no fuera con él cuando le llegan las reacciones.

    La pena es que los que son el futuro del partido están contaminados- por ejemplo, un chaval de NNGG de Euskadi antes era el fan número uno de María San Gil y pensaba que Mayor Oreja era el candidato ideal y que Rajoy se equivocaba de cabo a rabo, ahora le han ofrecido un puesto y piensa que el PNV no es tan malo sin Ibarretxe, que María era una histérica tirana y que ETA tiene miembros buenos y miembros malos ¡ah! y de regalo que todas las críticas a Rajoy las hacemos porque María nos lo ha dicho en la sombra¿¿¿????. Mientras, los que son el presente del PP, es decir, los adultos, te hablan de “falta de lealtad al partido” cuando criticas SÓLO y EXCLUSIVAMENTE a Rajoy. (y habla alguien que piensa que Gallardón podría ser la salvación del PP).

    De María mejor no hablamos que me enervo aunque sí que diré que tenía el avispero en casa, la pobre. Es una criatura demasiado bondadosa como para haber entrado en ese nido de buitres que es la política profesional y encima de la forma en que lo hizo.

    PD: Con vuestro permiso cuelgo aludiendo al dueño, por supuesto, este artículo en mi FB 😉

    Responder
  13. Pingback: Toda la cúpula del PP debe marcharse. Hoy mejor que mañana « Hace frío aquí fuera…

  14. Pingback: María sí, Mariano no. « Hace frío aquí fuera…

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: