Canal RSS

Socialismo en las aulas

Publicado en

Creo que anda el Supremo deliberando sobre la objeción a Educación para la Ciudadanía. Esta asignatura debió haber paralizado el país, si Rajoy tuviera algún principio y ganas de hacer algo desde la oposición. Pero le parece todo tan, tan aburrido…

Yo digo NO a Educación para la Ciudadanía:

  1. Porque en educación los contenidos deberían ser fruto del consenso y del diálogo, no de la imposición del gobierno de turno.
  2. Porque una asignatura cuyos contenidos son “ser buen ciudadano” es una sandez. No se puede enseñar a ser bueno: se puede dotar al ciudadano de una buena formación y se debe confiar en que, desde la libertad individual, esa base permita el desarrollo de una ciudadanía responsable (ver vídeo).
  3. Se debe respetar la legalidad y los derechos humanos:
    1. se debe respetar el derecho de los padres a dar la educación en valores que consideren apropiada. ¿Lo dice Dicybug? No, lo dice la Declaración Universal de los Derechos Humanos (artículo 26.3). Al final de este artículo hay una recopilación de Declaraciones y Convenios suscritos por España y que estamos violando.
    2. se debe respetar el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones. Artículo 27.3 de la Constitución Española. ¿Puede ser más explícita la constitución? ¿Sirve para algo la constitución?
    3. “nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias” (artículo 16.1 de la Constitución Española). ¿Cuál es el papel de los niños en esas clases? ¿todos callados?
  4. Es incoherente que se viole la legislación para enseñar a los niños a ser “buenos ciudadanos”.
  5. A lo mejor es el profesor el que tiene que aprender de los niños. De matemáticas o de lengua sabrá más que los niños, pero ser profesor no hace ser mejor persona que los niños. ¿No deberían algunos profesores aprender de algunos niños y no al revés? ¿Quién garantiza que el profesor puede enseñar a ser buena persona? ¿Es él mismo un buen ciudadano? ¿Es buena persona? En mi opinión se da la paradoja de que si un “profesor” enseña EpC, está incapacitado para tratar de enseñar a ser buen ciudadano a nadie. Un profesor no necesariamente tiene autoridad moral.
  6. Es una asignatura totalitaria/socialista: el estado viola la libertad y los derechos individuales de los ciudadanos para “supuestamente” conseguir un mundo mejor. Puro socialismo. Es casi la definición. Nunca ha funcionado, al menos en el sentido que nos quieren hacer creer.Los niños son de los padres, no del estado, que no puede actuar sobre ellos para moldearlos al gusto de los que mandan y con la oposición de sus padres.
  7. Es una mentira. Nos dijeron que sus contenidos eran “la constitución”, y luego enseguida vimos que no es así. Si sus contenidos fueran exclusivamente “la constitución española, los derechos humanos y las instituciones democráticas” creo que nadie se hubiese opuesto. Al menos no de forma razonable.
    • “Los derechos humanos son el marco irrebasable de esta asignatura. Y no tiene sentido negarse a recibir este tipo de educación, fundamento de nuestra convivencia”. Jose Antonio Marina
    • “¿Alguien puede estar en contra de que nuestros niños adquieran elementos de lo que constituye la convivencia y los valores constitucionales?”. De la Vogue.
  8. Es incoherente que se abogue porque en las escuelas haya una religión sin parte confesional o que no haya religión, pero que se imponga la moral de un segmento de la sociedad como si fuera una “religión laica”.
  9. Es una asignatura cuyos contenidos tienen un alto nivel de indefinición, lo que dificulta que los padres defiendan sus derechos (algo reconocido hasta por el Tribunal Supremo de la Junta de Andalucía).
  10. La educación en valores se debe hacer desde el amor que solo los padres tienen hacia sus hijos. El gobierno o el estado no ven en ellos más que sucio interés político, partidista y sectario: un punto de partida fabuloso para enseñarles a ser buenos ciudadanos.

Esto no debería estar pasando en un estado de derecho. Hay más de 50000 familias que han objetado. Nunca tendrían que haberlo hecho, porque esta asignatura nunca debería haberse implantado.

!Marianic, despierta! ¿Ya estás despierto? Pues hala, a tu casa bonico que ya has hecho bastante mal.

La objeción a EpC es la esencia de la democracia.

PD: pongo enlaces interesantes:

Anuncios

»

  1. Hola, Buggy Buggueta:

    Mientras te escribo estas palabras estoy escuchando el vídeo que has puesto con Gabriel Albiac en LDTV (que no puedo ver, a pesar de tener la TDT, yo creo que es por culpa de Gallardón) y escucho sus sabias palabras, tratando desde Sófocles hasta la EpC, pasando por Platón (‘más Platón, menos doctrina para ser libres’…) con una demoledora crítica de ésta.

    Sobre la EpC, estamos de acuerdo en la falta de consenso, en su estupidez general, en su ilegalidad, en su incoherencia, en la falta de capacitación para enseñarla, en sus fines totalitarios, en que es una mentira, en su laicidad, en su indefinición y en que la verdadera educación en valores -la educación, a secas- nace y se vive en casa.

    O sea, estamos de acuerdo en todo. Yo soy contrario a la asignatura, pero no veas cómo está el patio entre los profes: la mayoría son más bien rojetes y estas cosas zapateriles les vuelven locos de alegría.

    Es verdad que los profes no están o no tienen por qué estar más preparados que nadie para enseñar a ser ciudadano -cosa difícil de enseñar, porque yo creo que se aprende, se vive, pero no se enseña eso-, aunque tampoco me parece que algunos padres estén demasiado preparados moralmente para dar lecciones de ética o de lo que sea.

    En fin, la EpC es un disparate, una forma de adoctrinamiento en las aulas, un ramalazo fuerte de totalitarismo. ¡Luego dicen del adoctrinamiento de la Iglesia Católica…! A este gobierno no le falta más que crear su propia religión, con su Dios laico, sin forma, sin cabeza, y con Zapatero como su profeta.

    Este año tengo en clase varios alumnos -alumnas, en realidad- que han objetado a la EpC. No he podido darles la enhorabuena y un abrazo porque no estaría nada bien visto, pero me alegré por la sensatez de sus padres.

    Bueno, don Buggy, tengo dos preguntas para usted: ¿cuántos euros cuesta un café? y ¿cuándo mandaremos a Zapatero a la mierda, de una vez por todas?

    Un abrazo, Dicypoeta

    Responder
  2. Muchas gracias por el enlace. Coincido plenamente con lo que señalas. Es más, me inquieta que en un asunto tan evidente como éste, el Tribunal Supremo se esté alargando tanto con las deliberaciones…

    Responder
  3. Hola Dicybug,
    Por lo visto los jueces del Tribunal Supremo continuarán debatiendo mañana… Hoy han estado todo el día!! ¿Qué tipo de argumentos se estarán utilizando? Imagino que una parte de ellos serán del tipo de los tuyos… ¿Cuántas fuerzas ocultas habrá allí dentro?
    En fin… Ya veremos cómo acaba…
    Un beso.

    Responder
  4. Y, exactamente, ¿qué debaten? Cualquiera diría que un meteorito como Júpìter se abalanza sobre la Tierra.

    Hasta el más memo sabe que la FEN (Formación del Espíritu Nacional) o EPC, que es lo mismo, es el chocolate del loro para perpetuarse en el poder.
    – se esquilman los valores cristianos
    – se arrasan los principios de compromiso, responsabilidad, superación y sacrificio
    – se enchufa mucha tele
    – y se manipula las conciencias, se pone al buey en el yugo y se atonta a los padres.

    Si yo fuera presidente de un país así también lo haría. No s eme ocurriría hacerlo en el paisucho de Obama, ni en Francia, ni en UK… tal vez en Cuba, Barhein o Corea del Norte..
    Por eso no soy presidente. Por lo demás…

    Un saludo, espíaculos

    Responder
  5. Hola, Buggy:

    La jefa me llama desde la cama, así que me tengo que ir. mañana seguiremos de faena, pero gracias por contestarme las preguntas, por el impagable vídeo de Albiac (ya te he dicho que no puedo ver LDTV, a pesar de tener TDT en la comunidad, no la del anillo, la de mi piso) y te respondo a la tuya: No, yo no dejaría que tales personas educasen a mis hjos, si los tuviera, o a mis alumnos; no querría que adoctrinasen a mis hijos, para nada, y te repito que hay una inmensa mayoría de rogelios y desaprensivos en mi profesión. Tambiñen hay gente maravillosa y de la que sí se puede aprender, porque son auténticos maestros, pero ya te digo: no, no querrían que torturasen a mis hijos o a mis alumnos con esas memeces. Espero que sí, que se alegren las familias cuyos hijos han objetado a la asignatura.

    Me tengo que ir, que me dan con el rodillo si tardo más…

    Un abrazo y ‘gud nait’, Buggaty

    Responder
  6. Buenas tardes, Buggy:

    Ya habrás visto las declaraciones del Zapatonto en ‘Tengo una pregunta para usted’, ¿verdad? Se desdice de todo: no se quedó sentado ante la bandera americana, sino ante las tropas invasoras y opresoras de Irak; no ocultó la crisis, sólo que nadie se la esperaba tan fuerte; no engañó en la campaña electoral diciendo lo del pleno empleo para esta legislatura (todavía hay carteles por ahí pegados con lo de que somos la octava maravilla del mundo y ‘por el pleno empleo’), porque él se podrá equivocar, como buen marciano que es, pero no engaña a nadie, ni a su mujer ni a los votantes; que su mayor equivocación desde que está en el ¡Gobierno de España! fue decir que ‘estamos mejor que hace un año y el año que viene estaremos aún mejor’ y al día siguiente, atentado de la ETA en Barajas con dos víctimas…

    En fin, no quiero cansarte: una retahíla de mentiras, de excusas baratas y de evasivas para seguir con el engaño. Éste es el gran promotor y valedor de la EpC: ni tiene educación (porque miente cada vez que habla) ni es ciudadano para nada (porque no persigue el bien común, sino el de su grupo y el de los poderosos que lo apoyan). “Zapatero, ese embustero”, biografía no autorizada, por Hermógenes Lúcido, de próxima aparición en pocas librerías de España…

    Un gran abrazo, ciudadano Bug

    Responder
  7. Gracias por el enlace. Ya he visto lo de Cartier. Bueno, me quedo con tu comentario número 3. Yo no lo habría dicho mejor. Hay que distinguir entre una manifestación pública autorizada y que no busca ofender a nadie y las turbamultas que se forman para atacar a las iglesias (de la confesión que sean) o a cualquier otra institución pública. Lo dicho, que has respondido de forma atinadísima. ¿Estás seguro de que no eres creyente? ¿No serás católico y no quieres reconocerlo por si acaso? Es broma. Creo que ningún católico habría contestado mejor que tú, aunque no seas creyente, ni católico, ni evangélico, ni budista…

    Tal vez seas ‘buggista’, ¿no?

    Un fuerte abrazo

    Responder
  8. Hola otra vez, Buggy:

    Gracias por el enlace al blog de Elentir, ya veo que está entre tus favoritos. Lo leeré con atención y más tarde te comentaré alguna cosilla.

    Sobre la religión, el ser creyente o sobre tu postura en torno a este tema, respeto profundamente las creencias o el ateísmo o agnosticismo de cualquier persona y considero que nadie es mejor por tener un credo o peor por no tenerlo. Me gustaría que mucha gente compartiera mi fe, pero ni puedo ni debo en ningún caso imponer mis creencias a los demás. La Iglesia actual propone una fe, pero no nos la impone, aunque en el pasado fueran bien distintos sus métodos y acciones. Los autobuses ateos me causan más risa que lástima, porque me parece una forma absurda de gastar el dinero: al creyente no le harán cambiar de idea y al ateo, tampoco. Lo que me dices, en tono jocoso, de ‘amargao’ no deja de esconder un tópico con el que se mira a los creyentes y, en concreto, a los que profesamos la confesión católica: parece que nuestra religión y nuestro Dios son tristes, pero no es así. Se puede gozar de la vida desde la fe y confiar en el gozo y en la dicha, una vez hayamos pasado al otro lado.

    Se ha discutido mucho sobre la falsa idea de que Jesucristo es un dios triste, que podía llorar, como narra el Evangelio, pero que nunca se reía, pues nada de eso nos dicen las Escrituras. Esa idea de que Cristo nunca reía está en la novela El nombre de la rosa: unos frailes defienden que nunca rió y Fray Guillermo de Baskerville sostiene la idea contraria, que nada impedía que Cristo, en su naturaleza humana, fuera como nosotros y se riera en un momento dado. Al hilo de esto, Chesterton (citarlo es inevitable para mí) concluye su libro Ortodoxia diciendo que Cristo a veces parece un hombre muy serio, pero en realidad eso era debido a que nos ocultaba una cosa: su alegría, su gozo por estar entre nosotros.

    En fin, disculpa el mamotreto, pero esta discusión me entusiasma y para nada quiero convencerte ni convertirte a nada. Bien está que tú tengas tus ideas y yo, las mías. Lo maravilloso es poder compartirlas y, con esa discusión sin fin, enriquecernos y sentirnos más libres.

    Un fuerte abrazo, querido Buggy
    [Luego te comento lo de Elentir, ¿vale?]

    Responder
  9. Encuentro muy interesante tu opinión sobre la educación, comparto gran parte de tus opiniones y de otras tal vez me alejo.
    Sin embargo no puedo entender del todo tu escrito debido a que no soy español y no conozco acerca de la materia y la reforma de la que escribis. Me gustaria que me guies un poco.
    Un abrazo desde el sur olvidado de América.
    Martin.

    Responder
  10. Hola Martin,
    bienvenido.

    Se trata de un conjunto de asignaturas denominadas Educación para la Ciudadanía que han sido impuestas por el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero.

    Ellos dicen a la gente que los contenidos son “La Constitución Española y los Derechos Humanos”, algo a lo que nadie se opondría, pero la realidad es que pretenden imponer conceptos morales que nada tienen que ver con la constitución o los derechos humanos.

    Es evidente que eso no es cierto, por ejemplo el Real Decreto 1631/2006 que habla de la asignatura dice:

    “Para lograr estos objetivos se profundiza en los principios
    de ética personal y social y se incluyen, entre otros
    contenidos, los relativos a las relaciones humanas y a la
    educación afectivo-emocional
    , los derechos, deberes y
    libertades que garantizan los regímenes democráticos,
    las teorías éticas y los derechos humanos como referencia
    universal para la conducta humana, los relativos a la
    superación de conflictos, la igualdad entre hombres y
    mujeres, las características de las sociedades actuales, la
    tolerancia y la aceptación de las minorías y de las culturas
    diversas.

    […]

    La Educación para la ciudadanía contribuye al desarrollo
    de la competencia de aprender a aprender fomentando
    la conciencia de las propias capacidades a través de
    la educación afectivo emocional y las relaciones entre
    inteligencia, emociones y sentimientos
    .”

    Como ves, la asignatura pretende ir mucho más allá de explicar las leyes y las instituciones democráticas.

    Te recomiendo este enlace
    http://www.outono.net/elentir/?p=4035#comments

    Por eso hay 50.000 familias que han objetado a esta asignatura, aunque ayer el Tribunal Supremo dictó sentencia: dice que no cabe objetar a la asignatura (al menos con los argumentos de los casos estudiados), pero que la asignatura no debe tratar temas que sean objeto de debate en la sociedad.

    http://www.libertaddigital.com/sociedad/el-supremo-no-reconoce-el-derecho-de-los-padres-a-objetar-a-epc-1276349373/

    Depende de cómo sea la redacción definitiva de la sentencia estaremos hablando de un paso atrás en nuestro estado de derecho o de una victoria de las personas frente a la maquinaria totalitaria del gobierno de Rodríguez Zapatero.
    Un saludo

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: